Desaparición De Mirray
Puntuación: +9+x

por Llamas

A las 11:25 PM del 23 de agosto del 2020, la base de datos central de la AGIAT detecto aproximadamente 200 ediciones no autorizadas en sus archivos. Se encontró datos corruptos de OTS que anteriormente no tenían registro (y no se encontraban en ningún lugar), un grupo de interés del que nunca se había oído hablar y varios archivos complementarios. Pero todos éstos tenían en algo en común: su relación con el Dr. Mirray, director de la Base de Bio-peligros #6. Después del incidente, el Magnorum Undecim decidió mandar un correo electrónico al personal de rango 4 y 5 dentro de la AGIAT, para recopilar información rápidamente.


De: comandocentral@agiat.com
Para: @nivel_4 @nivel_5
Se ha reportado la desaparición del doctor Mirray, director de la Base de Bio-Peligros #6 se exige que cualquier información referente a su posible paradero sea entregado con prontitud al comando central mediante el siguiente correo electrónico: idmns@agiat.com


El Dr. Llamas se vio forzado quedarse a trabajar toda la noche, dos de sus empleados más importantes habían renunciado bajo circunstancias misteriosas, un asunto que, aunque estaba siendo investigado por sus superiores, los inhibía de la posibilidad de buscar suplentes y él tenía que tomar la carga del trabajo extra durante unos días. «Ojalá la AGIAT se preocupase un poco más por la carga de trabajo que tienen sus empleados» pensó para sí mismo el archimago ya que, desde su punto de vista, solo era una compañía preocupada por sus finanzas y no una organización de investigación taumatúrgica.

Tomó su termo de café y dio un trago del amargo líquido, el cual le gustaba sin azúcar. No era una mala oficina, de hecho, su puesto lo obligaba a tener todo perfectamente ordenado porque a menudo recibía "visitas" de compañeros de trabajo. Había varias botellas de agua, una cafetera de los años 90s y un reloj de pared con números romanos. Su escritorio contaba de varios cajones, con archivos nuevos y obsoletos mezclados sin ningún orden aparente. Sin embargo, los archivos de su computadora estaban perfectamente organizados, habiendo al menos una decena de carpetas con informes e investigaciones ordenadas de forma correcta.

Mientras estaba en su oficina trabajando, recibió el correo electrónico, lo cual le pareció una broma de mal gusto debido a que un par de horas antes él había estado hablando con Mirray sobre el ultimo experimento que habían realizado con OTS-022-07 que había ocasionado la muerte de 3 miembros del personal de seguridad. Richard busca sus correos electrónicos con Mirray, que al parecer no lograba encontrar y lo que lo confundió bastante. Así que decidió abrir el Archivo del OTS-022, y un mensaje emergente se posicionó en la pantalla:


La página OTS-022 a la que deseas acceder no es accesible debido a sus credenciales de seguridad o a algún problema con su conexión.

  • Si usted cree que esto es debido a un error con los servidores, favor de reportar el problema a IT, si da click en el enlace encontrará el formul…

—El sistema está fallando otra vez… Ya ni siquiera me sorprende —dijo en voz alta para sí mismo, era la tercera vez que sucedía esto en la semana. Después de explicar su problema, el técnico le dijo que no podía ayudarlo y tenía que enviar un correo electrónico directo a la central.

De: richardllamas@agiat.com
Para: tec-de-inf@agiat.com
No logro encontrar la página acerca del OTS-022, fue eliminada de la intranet de la agencia. Deseo acceder a la misma, mi rango de autorización debería ser suficiente para ello. Gracias de antemano

Después de mandar el correo decide pasar el asunto a segundo plano debido a la pesada carga de trabajo que tenía. Si Mirray había desaparecido de seguro el Magnorum Undecim había eliminado todos los correos que había enviado o recibido, ya había sucedió una vez con el Proyecto Endicott y sabía que lo mejor era negar todos los recuerdos relacionados. Pero mientras revisaba la base de datos, la mayoría de la información sobre los OTS que estudiaba Mirray había desaparecido o se encontraban otros archivos en su lugar. Se siente muy alterado, así que revisa en su cajón los documentos que tiene acerca de OTS-103, y en su lugar encuentra los de OTS-173. Empieza a utilizar su memoria fotográfica con la magia de ilusión para reconstruir el archivo de OTS-103, lo logra después de un par de minutos, pero al parpadear se da cuenta que solo había galimatías sobre el papel, así que deshace el hechizo sin saber que acaba de suceder.

Ya había perdido 35 minutos en esta tontería, y su trabajo no había desaparecido. Llamas decide ignorar todo el asunto de Mirray por el resto de la noche, tenía que trabajar en los preparativos de la renovación del ritual de ilusión de Leviatan-4 que se llevaría a cabo dentro de 3 meses. «Debí ser ingeniero como me había sugerido mamá, y no estaría con estas tonterías". Dijo en voz alta para sí mismo mientras revisaba la lista de vírgenes que se utilizarían como sacrificio este año. Hace unos días Geist lo regañó al ver sus largas ojeras, Llamas era tan bueno en el ilusionismo como para engañar a un comité de Archimagos pero no podía engañar al que a su parecer, era el mejor candidato para ser un Archiespiritista. "Aún me falta mejorar hasta lograr engañarlo" pensó para si mismo.

Pasados unos minutos, Llamas se queda dormido sentado en la silla de su oficina ensimismado. Estaba viendo una parte de su pasado, soñando con el día en que fue reclutado por la AGIAT. El ya conocía perfectamente la organización desde antes, o eso creía él. Siempre creyó que su nombre oficial era "Agencia Global de Investigación de Actividad Taumatúrgica», pero cuando se unió a la agencia se dio cuenta que el nombre oculto era "Agencia Global de Investigación de Amenazas Taumatúrgicas". Después de una hora, se despierta de golpe ya que se da cuenta que sigue en la oficina, no puede dejar el trabajo a medias. En su bandeja se encuentra un correo nuevo:


De: tec-de-inf@agiat.com
Para: richardllamas@agiat.com

Cordial Saludo. Dr. Richard Llamas.

Se le informa que el archivo catalogado como OTS-022 que busca no se encuentra en la base de datos.

Tecnologías de la Información.

—Oh…—Simplemente apaga la computadora, se da cuenta que a partir de este momento el trabajo que haga será inútil, de seguro el Magnorum lo contactaría pronto. Joseph Ezequiel Mirray, podía recordar su nombre a la perfección, se conocían hacía 20 años, ambos habían entrado en la Agencia por las mismas fechas. Mirray fue recluta de la Corporación Maxwell luego de que este decidiera desertar por crímenes cometidos en Croacia, Llamas no estaba muy enterado de ello.

Si algo sabia de Mirray, es que era un hombre viejo obsesionado con lo peligroso que podía ser el mundo. No por nada había creado la Escala Mirray de riesgo modificada y era el líder del F.E.M. Diamante-03 ''Investigadores Minuciosos'' que se encargaba de investigar más acerca del fin del mundo. Mirray siempre estuvo obsesionado con un evento que iba a destruir el mundo. Ahora que lo pensaba bien, quizá solo estaba presagiando su destino ya que el era un fiel seguidor del legado y enseñanzas de Tiresias y no era poco común que a ellos les fuera revelada la forma exacta de su muerte. Pero Llamas estaba muy cansado como para seguir pensando todo aquello.

Se relaja y se recarga en la silla de oficina, era bastante cómoda, aunque ya llevaba más de 12 horas sentado. Pasados unos minutos logra conciliar el sueño, y empieza a soñar con una casa abandonada. Dentro del sueño, él se percata de que era el primer ser consciente en años que iba a entrar a esa habitación de blancas paredes con su interior inmaculado y recuerda que llevaba años teniendo el mismo sueño, pero siempre olvidaba todo al despertar, ahora podía entender porque nunca recordaba sus sueños.

Un ingeniero especializado en informática estaba teniendo una llamada con el secretario de Magnus Octo para informarle que el Archimago Richard Llamas había preguntado acerca de uno de los OTS que habían desaparecido, y que desde ese momento habían localizado su ubicación. Después de unos 10 minutos, 2 miembros del F.E.M. Pica 01 "La mano de los fieles" fueron despachados en dirección a la Base de Investigación #22, para evitar cualquier percance con el susodicho, que al parecer se encontraba dormido en su oficina.

A las 7:00AM del 24 de agosto del 2020, el celular de Richard Llamas activa la alarma. Se despierta de un sobresalto, después la desactiva rápidamente y vuelve a cerrar los ojos, con el plan de dormir otra media hora. Pero la visión de 3 siluetas negras lo hizo alarmarse, fingió dormir mientras empezaba a recitar un ritual silencioso.

—Llamas, sé que estás despierto —le mencionó uno de los presentes, se trataba de Tonatiuh Copalcoatzin, un indígena mesoamericano avatar de Huitzilopochtli. Era el encargado de la seguridad en la Base de Investigación #22, de cabello negro y media unos buenos 166 centímetros. Era escuálido, cualquiera que no lo conociera buscaría una pelea con él, pero en sus 42 años de vida nunca había perdido una pelea a puño limpio y le había partido la cara a media docena de archimagos.

—Se porque estás aquí, y no hay razón para ser tan agresivos solo por dormir otro día en la oficina. ¿No puedes tomar asiento como un hombre civilizado? —le preguntaba de forma calmada, mientras tomaba su termo de café que ya estaba frío y le daba un trago— No te quieras pasar de listo, Llamas. No estoy aquí por los asuntos de recursos humanos, estoy para escoltarte a una sala de interrogatorios. No se porque te buscan ni me importa, solo estoy haciendo mi trabajo —le contestó mientras lo apuntaba con el cañón de su arma, sabía que Llamas era un Archimago muy hábil pero para eso estaban los 2 hombres de traje negro a sus espaldas, los alternadores de categoría Beta resultaban útiles en estas ocasiones.

Llamas estiró los brazos para después ponerse de pie. Sigue a los hombres que lo escoltaban fuera de su oficina. Pasados 10 minutos, llega a una habitación vacía. Lo dejan dentro con el avatar y los 2 miembros del F.E.M. quedan fuera de la habitación esperando. Richard toma asiento y una pantalla frente a el se prende

—Saludos, Dr. Richard Llamas. ¿Dormiste bien? —una voz robótica que sonaba familiar y extraña para los oídos de Llamas— ¿Todo este protocolo solo por qué dormí otra noche en la oficina? Sí, dormí bien. Gracias por preguntar. Pero les digo que… —una voz lo interrumpe, obligándolo a callar—. Ya estamos buscando suplentes, y no se te pagará un extra por tu trabajo. Pero no es por eso, es porque tu memoria está intacta sobre el OTS-022, nadie parece recordarlo, y sin embargo tú incluso preguntaste por él- le menciona la voz robótica. Del otro lado de la pantalla, se encontraba el Magnorum Undecim atento a la entrevista. Tenía 10 segundos de retraso, lo suficiente como para detectar si había un ritual taumatológico de muerte instantánea en las imágenes.

—Aja, ¿Y? ¿Qué importa si recuerdo una o dos cosas? También recuerdo al fundador K, aunque parece que ninguno de ustedes lo recuerda.–

A los oídos de todos, galimatías sin sentido salieron de la boca de Llamas, finalmente había perdido la cordura. Pero uno de los miembros del concilio toma el micrófono y se comunica directamente con el entrevistado.

—Doy por concluida la entrevista. Te llegara un mensaje explicándote el resto en los próximos días —le menciono Magnus Sextus, al momento que cortaba la transmisión y realizaba un ritual sobre todo el Magnorum Undecim para extraer los recuerdos, no debían tener memorias acerca de lo mencionado por Llamas. Tonatiuh recibe un mensaje, y le da permiso a Llamas de retirarse, mientras el sacaba un amnéstico de la cartera para olvidar lo que había escuchado.

Al salir de aquel recinto, Llamas se queda estupefacto, no sabe que ha sucedido o qué sucederá. Lo único que entendió por lo que le dijo el Magnus es que ahora tendrá más trabajo. El pez por la boca muere, pensó para si mismo mientras iba de regreso a su oficina.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License