Todos Me Preguntan

Puntuación: +7+x

Todos me preguntan acerca de Tania Muzz, y no sé qué interés les despierta.

Todos me preguntan cosas como "¿Tania es tu hija? ¿Es tu hermana? ¿Cómo la conociste?", y son mi pan de cada día.

Todos me preguntan aunque, de hecho, no suelo responder a ellas casi nunca, pero siempre me pongo a pensar en la respuesta internamente, y es que nuestra historia es bastante curiosa.

Todos me preguntan si recuerdo cuando aún era un profesor en el Montgomery College, en Maryland. No lo parece, pero ya han pasado bastantes años desde que dejé eso y fui reclutado para la AGIAT. Lo recuerdo como si apenas hubiese sucedido ayer; las rutinas me mataban, y la situación realmente no cambia demasiado ahora, así que supongo que es por eso que no 'añoro' tanto esos tiempos.

Todos me preguntan si a menudo solía encontrarme a una chica joven en las cercanías del instituto. Sí la veía. No hacía mucho realmente, puesto que no interactuaba con ningún estudiante o profesor. Asumí que debía estar allí, y ahora que lo pienso, la AGIAT me mataría por eso. Nunca se debe asumir nada. Pero lo hice, por algún motivo.

Todos me preguntan cómo fue que eventualmente me dio curiosidad el saber qué hacía allí, y cómo fue que platicamos un poco. No contaré mucho acerca de eso, pero descubrí que en realidad ella vivía prácticamente en la calle, y no tenía ningún familiar cercano o interesado por ella. Escuchaba atento los detalles de su historia, y finalmente decidí preguntarle si podía ayudarla en algo. En esos momentos yo me veía bastante mal, con ojeras, demasiado delgado y con poco cabello, y en el campus era bastante comentada mi apariencia, así que ahora no me sorprende mucho la respuesta que dio y que en ese momento me dejó pensando: "Primero debería ayudarse usted mismo antes de procurar ayudar a otros, señor"

Todos me preguntan si realmente su respuesta resonaba en mi cabeza todos los días. Les sorprendería saber que no podía dejar de escucharla, de modo que yo decidí hacer un cambio. Mejoré bastante mi estilo de vida en el transcurso de un año, y me vi a mí mismo como alguien renovado. Pronto decidí cambiar otros aspectos de mi vida, y empecé a estudiar acerca de cosas que eran en ese entonces poco conocidas, como el Principio Maghionario de Daytoner, las Leyes Psiónicas Fundamentales y la Teoría Taumatológica de Arcando. Las investigué, puse en práctica e incluso quise enseñar, lo que eventualmente hizo que la AGIAT contactara conmigo.

Todos me preguntan sobre el origen de mi frase "Una respuesta perspicaz puede cambiar la vida de un hombre."

Todos me preguntan si le hablé sobre los temas avanzados a la chica. Claro que lo hice, y mi asombro fue mayúsculo cuando ella inmediatamente comprendió las complicadas teorías y aseveraciones que a mí me habían tomado meses. Era obvio que era una muchacha muy inteligente, y tras múltiples insistencias, logré conseguirle un pequeño puesto como Investigadora Junior en la AGIAT. No era mucho, pero sería suficiente para que pudiera probarse a sí misma y lograra ascender de puesto en poco tiempo, y en efecto sucedió así.

Todos me preguntan si soy bueno con las estimaciones.

Todos me preguntan qué sucedió entre nosotros luego de eso. Para no hacerla larga, la declaré como mi hija adoptiva, le di el nombre de "Tania Muzz", la designé como Investigadora Asistente y llevamos ambos casi 40 años en la AGIAT, sirviendo a la humanidad. Ella me sacó de la monotonía universitaria, y yo la saqué de la calle. Un trato justo, si me lo preguntas.

Siempre me pregunté si era una suerte de Alta Humana, debida su inteligencia asombrosa, aunque últimamente he empezado a tener otras hipótesis, como el hecho de que pueda ser una clase avanzada de Pseudohumano artificial.

Todos me preguntan si es cierto que hace un par de meses encontré varias tuercas, engranes y un gran charco de aceite debajo de su cama.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License