Los Alteradores De La Realidad
Puntuación: +5+x

por Howard


LOS ALTERADORES DE LA REALIDAD #001


Foro acerca de los alteradores de la realidad por el Dr. Howard É. ArchiAlquimista #1927



¿Qué es un alterador de la realidad? ¿Cómo se clasifican? ¿Qué tan peligrosos son? ¿Cómo podemos combatirlos? Todas estas preguntas y más se las responderé yo, sean bienvenidos al Foro con respecto a los alteradores de la realidad.

¿Qué es un alterador de la realidad?

Iniciemos con algo básico ¿Qué es un alterador de la realidad? Esta es una pregunta retórica, la taumaturgia en sí misma altera la realidad. No me malinterpreten. Esto es subjetivo y relativo al contexto.

Les doy un ejemplo. Si yo chasqueo mis dedos puedo generar una chispa. Si les preguntara a cualquiera de ustedes, fácilmente me podrían decir porqué pasa eso y explicar sus procesos físicos y taumatúrgicos. Es algo tan básico que todos lo aprendemos en la escuela secundaria. Ahora bien, si hace trescientos o cuatrocientos años alguien llegaba y cuando chasqueaba los dedos generaba una chispa, una persona sin conocimiento del tema aseguraría que estaba creando un milagro, produciendo una aparente contradicción contra todo lo conocido y que, aún así, sucedía. En otras palabras, alteraba la realidad. Una persona normal no solo no entendía qué pasaba, sino que tenía certeza de que eso era imposible.

Deben de tener en cuenta de que estas limitantes gnoseológicas ya no nos rigen. La taumaturgia teórica y experimental ha avanzado al punto de que las explicaciones a todos estos fenómenos se pueden reproducir en el papel y en el laboratorio.

Sin embargo, no les daríamos esta plática sin ningún motivo. Aún con todo este saber y técnica, hay seres que escapan a los principios fundamentales de este universo; y eso lo que conocemos actualmente como alterador de la realidad: un hechicero el cual tiene un poder que no entendemos, ya sea porque rompe las leyes taumatúrgicas o porque tiene facultades que normalmente solo entidades cósmicas deberían tener.

Un hechicero es por lo general un humano que nace con capacidades mágicas especiales, solo un 0.01% de los humanos nacen con estas capacidades, y solo un 3% de los humanos que nacen con estas capacidades sobreviven a la presión mágica, solo un 0.17% de los que sobreviven, lo hacen gracias a lo que llamaríamos fuerza bruta, estos son los alteradores de la realidad, el resto simplemente nacieron con capacidades mínimas, lo cual les permitió sobrevivir.

Ahora, ustedes se estarán preguntando ¿Qué es la presión mágica? Les comento: la presión mágica es el término coloquial de la Ley de Flujo Táumico de Erwin-Rosell1 la cual, en pocas palabras nos dice que las partículas mágicas, ya saben, (los maghiones, aetheriones, psiones y dynamiones) se encuentran en un campo metafísico el cual se comporta de forma similar a un líquido no newtoniano.

Los humanos y otras especies que manejan la magia logran controlar estas partículas poco a poco, y por ello no sienten la presión mágica, entran a este campo metafísico de forma lenta y paulatina, pero los hechiceros al nacer con estas capacidades mágicas especiales lo que hacen es entrar a una velocidad inmensa, esto causa que el campo se resista como un líquido no newtoniano y en términos físicos se están tirando desde un quinto piso a un suelo de concreto, mientras más fuerte sean estas capacidades mágicas más alta sería la caída y más fuerte el golpe. Los alteradores de la realidad soportan esto, imaginen tirar a un bebé desde un piso 300 y que cuando bajan el bebé no solo sigue vivo, sino que no tiene daño alguno.

¿Cómo se clasifican?

La mera existencia de un alterador de la realidad es un misterio para el público en general, por lo que no hay una clasificación regulada, cada quien tiene su propio grupo, y según he escuchado del Dr. Geist tardaron dos años en unir los once sistemas de clasificación que tenía cada organización antes de conformar la AGIAT, la clasificación es la siguiente:

  • Épsilon: Propiamente, no son alteradores de la realidad pero provienen del mismo fenómeno. Se podría decir que son pseudo-alteradores de la realidad, son los hechiceros normales y más numerosos, de esos que te encuentras por la calle. Estos no representan ningún riesgo y es posible que alguno de ustedes sea un alterador clase épsilon. Estos conforman el 99.87% del total de hechiceros. Lo único que escapa a nuestro entendimiento es que es lo que lleva a que uno de estos surja y exista entre nosotros.
  • Delta: Este es el nivel más bajo de un verdadero alterador de la realidad. Son mucho más poderosos que un hechicero convencional, lo que significa que no son fáciles de tratar. Pueden realizar taumaturgia, principalmente magia y espiritismo, sin necesidad de ningún componente verbal o somático; un hechicero convencional, un épsilon, aún con sus habilidades requiere utilizar algo de ello. No es posible explicar actualmente cómo lo logran. No tienen un efecto en la realidad local fuera de sí mismos.
  • Gamma: Los entes en esta categoría son seres los cuales pueden alterar la realidad local a pequeña escala en un área, es similar a hacer taumaturgia de nivel medio-alto sin ninguna clase de preparación y prácticamente sin ninguna penalización o consecuencia en su uso. Son bastante difíciles de tratar si aprenden a usar estas habilidades, a partir de esta clase los entes empiezan a producir radiación mágica natural, son inmunes a su propia radiación y a la de fuentes externas de una sintonía similar, y resistentes a radiación mágica en general, incluso si esta es de una frecuencia opuesta. Estar cerca de uno cuando usa sus cualidades es similar a estar en una zona altamente irradiada durante ese tiempo.
  • Beta: Los alteradores de esta categoría son sumamente peligrosos puesto que pueden alterar la realidad a baja y media escala en áreas mucho mayores. Esto es similar a hacer taumaturgia de nivel alto que requiere gran maestría con la misma facilidad y naturalidad como chasquear los dedos. Los alteradores de clase beta más poderosos incluso pueden evitar que sus almas y espíritus salgan de sus cuerpos, manteniéndose en una suerte de imitación de la vida aunque las funciones vitales en sus cuerpos sean nulas.
  • Alfa: Los alteradores de clase alfa son entes que podríamos llamar "legendarios" en cuanto a rareza. Capaces de alterar severamente la realidad en una gran escala y alcance, sabemos que existen, pero son seres que deberían ser imposibles. Esto se dice dado que tienen que ser entidades completamente orgánicas pero con habilidades similares a las de semidioses, muchas veces de un arreglo taumobiológico muy similar a espíritus de alto rango que toman forma física. Igualmente, el surgimiento de uno de estos es tan raro, que en lo que la Agencia lleva en funciones no se ha encontrado o lidiado con alguno. Hay hipótesis las cuales declaran que los alteradores de clase alfa tienen tanto poder que a nuestros radares les es imposible detectarlos. Otras simplemente dicen que no existen en un sentido en que podamos comprender con los conocimientos de la taumatúrgia contemporánea, y que esa es la razón por la que no son captados por nuestros instrumentos. Un ejemplo de posibles alteradores de clase alfa son los avatares de entidades poderosas como «Los Elegidos» mencionados en diversos manuscritos antiguos.

¿Qué tan peligrosos son?

Lo siguiente que voy a decir causa mucha controversia, la mayoría de teóricos afirman que los alteradores de la realidad de clasificación gamma o superior son extremadamente peligrosos, nivel rojo en la escala RM2, sin embargo; yo creo que depende:

Estos en la mayoría de los casos son peligrosos, algunos hasta el extremo de ser un riesgo para el mundo. Sin embargo los alteradores de la realidad (y los hechiceros en general) tienen la capacidad de manipular un solo aspecto de la realidad o taumaturgia, pero dado que la realidad y taumaturgia son tan amplias puede llegar a ser contraproducentes, inútiles o imperceptibles para el usuario del poder.

De hecho en lo personal considero que conocemos tan pocos alteradores de la realidad no por lo raros que son, sino porque los que tenemos bajo custodia o en observación son relevantes, deben de haber cientos de alteradores que son tan poco notables que no tenemos cómo tomarlos en cuenta.

No obstante no hay que disminuir nuestro cuidado al tratar con un alterador. Porque no importa realmente qué tan poderoso sea el alterador, sino que tanta habilidad tenga para aprovechar sus capacidades.

¿Cómo combatirlos?

Muchos de mis compañeros dirán que la forma más sencilla de combatir a un alterador de la realidad es exterminándolo con fuerza bruta, atacando con todo lo que tenemos; un combate de desgaste, donde nuestra mayoría numérica hará la mayor parte, no obstante esto no es lo más óptimo, dado que en este tipo de encuentros las bajas son inevitables. Al final depende totalmente de qué tan poderoso es el alterador de la realidad.

Como mencioné anteriormente, hay distintas clasificaciones de alteradores de la realidad, y si bien cada uno puede manipular la realidad de una forma diferente, lo cierto es que existen protocolos establecidos para combatirlos.

En un principio si el alterador se nota tranquilo y no busca herir a nadie se pueden usar protocolos disuasión:

Negociación: Usualmente se contacta con el alterador de la realidad en un espacio neutral, tranquilo en el cual se pueda hablar libremente, son pocas las personas aptas para realizar este trabajo, en el mejor de los casos se puede convencer al alterador para que trabaje con la agencia, en el peor de los casos hay que pasar a otro protocolo.

Manipulación: Si la negociación y persuasión no funciona hay que recurrir a la manipulación, esto realmente no es de mi agrado, pero suele funcionar. Hay veces en las que lo útil es secuestrar o amenazar de muerte a la familia o miembros queridos del alterador para mantenerlo a raya, claro, esto depende del alterador, si es de Beta, Alfa o tiene habilidades de alterar el espacio esto puede ser contraproducente dado que suele desencadenar una respuesta hostil.

En dado caso que no se pueda disuadir de ninguna forma al alterador hay que ser un poco más agresivos, hablamos de protocolos de contención o control.

Aislamiento: Como su nombre lo indica, el objetivo de este protocolo es aislar al alterador. Se puede hacer de manera física, impidiendo que el alterador tenga contacto visual, auditivo o físico con otras personas u objetos. También se puede hacer de manera mágica, creando un campo antimágico que impida el paso de las partículas mágicas.

Supresión: Se puede hacer de manera mágica; aplicando un hechizo de supresión mágica o introduciéndolos en un espacio antimágico (esto solo funciona en alteradores clasificados como Gamma o Delta). También se puede hacer de manera física; suministrando alguna droga o sustancia química que inhiba el uso de sus habilidades, o si es posible artefactos hechos con componentes de efectos antitáumicos, siendo muy extendido el uso de auranio junto con aetheradamantita. Hay materiales más simples al mismo tiempo de ser más efectivos, pero eso ya es información clasificada. Al menos para ustedes, al menos por hoy.

Drenaje: Por mucho que se haya investigado, esto no se puede hacer de forma mágica, ni siquiera a los alteradores Gamma. Solo se puede hacer de manera física, «conectando» por así decirlo al alterador a una batería mística y forzando a que la energía mística innata del alternador sea contenida, si bien esto no mata al alterador si le produce un dolor infernal, solo se usa en momentos críticos. La energía recolectada puede ser usada con otros propósitos, pero normalmente se usa para alimentar los artefactos y sistemas de seguridad adicionales para estos alteradores.

Si ninguno de estos protocolos funciona o es factible se recurre a los protocolos de neutralización. No es lo mejor, pero a veces es inevitable.

Extirpación Conceptual: Cuando hablamos de extirpación conceptual siempre hay miradas de confusión de quien no sabe y miradas de asco de parte de aquellos que entienden el término. Se trata de sustraer los cuerpos metafísicos del alterador para que el cuerpo quede solo como una cáscara vacía, sin personalidad. En otras palabras, su consciencia es enviada de vuelta a la nada. El cuerpo sigue manteniendo las habilidades de alterar la realidad, pero sin una mente que haga uso de éstas. Es esencialmente inofensivo. Bastante cruel, debo admitir. Pero este es bastante efectivo cuando otras cosas que se han probado simplemente han fallado.

En estos casos concretos la energía del individuo se puede utilizar de manera útiles. Por ejemplo en Corea del Norte se tiene la mayor planta de extracción táumica de este tipo, siendo un crimen esconder a los alteradores más poderosos. Es un uso éticamente dudoso desde el ángulo de un individuo, pero viéndolo desde una una perspectiva más amplia, a nivel de la sociedad, podría ser algo benéfico y noble a largo plazo.

Aniquilación: El último protocolo y el más extremo se trata de la aniquilación, una destrucción absoluta del alterador, este se suele usar solo cuando el alterador es tan poderoso que la sustracción de sus cuerpos es virtualmente imposible. No hablaré mucho de cómo es la aniquilación, pero sí les comentaré que suele ser un proceso muy violento el cual elimina todo rastro del cuerpo y alma.
Lo complicado es que cuando se requiere aniquilar a un alterador, el método no es algo que esté siempre

Estos son solo algunos de los protocolos que se pueden utilizar para combatir a un alterador de la realidad. Como se puede ver, cada método tiene sus propias ventajas y desventajas, es importante tener en cuenta que no todos los métodos funcionarán con todos los alteradores; algunas veces es necesario una mezcla de protocolos para un correcto manejo de las situaciones. Es importante también tener en cuenta que algunos de estos métodos son más peligrosos que otros, y que es importante considerar todas las opciones antes de tomar una decisión.

Bien, por ahora eso sería todo, espero haberles dejado muchas dudas; dado que serán resueltas en el próximo foro de los alteradores de la realidad, en donde iniciaremos contestando todas las preguntas que esta introducción les ha dejado.


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License